¿Eres adicto a viajar?

¿Eres adicto a viajar?

 

adicto a viajar

 

Si estás leyendo este post, es probable que te preocupe la respuesta a la pregunta: ¿¿Eres adicto a viajar?? Para saber si sufres de esta fabulosa enfermedad, presta atención a los síntomas, y tendrás tu propio diagnóstico.

 

1. Lagrimilla de emoción al encontrar vuelos baratos

Da igual que no puedas ir de viaje. Estás todo el día a la caza de ese “chollo”, de ese vuelo barato, de esa mega oferta. Te sabes las rutas, horarios y webs de todas las compañías aéreas y manejas los buscadores como un experto. Y cada vez que encuentras una súper oferta lo pregonas a los cuatro vientos.

adicto a viajar

 

2. Acumulas toneladas de folletos de viajes

Un síntoma evidente sería el conocido como “síndrome de Diógenes viajero”. Acumulas todo tipo de folletos y catálogos sobre viajes. Todos ellos recogidos en ferias sobre turismo, los cuales estuviste cargando durante horas mientras ibas de un stand a otro y los ojos te hacían chiribitas con tanto destino de ensueño.

 

3. Dime que APP te descargas, y te diré como eres

Si echamos un vistazo a tu móvil, y el 90% de tus aplicaciones son para buscar vuelos, hoteles, organizar viajes,….Por no hablar de las páginas que tienes guardadas en Favoritos, o a quién sigues en Twitter, Facebook o Instagram. Podríamos considerar que tu ciber mundo es “monotemático”.

adicto a viajar

 

4. Un día libre sin viajar, día perdido.

Estás contando las horas y minutos que tienes libres para poder “escaparte”. Y no soportas no poder aprovechar esos días para viajar un poco, te parece que lo estás desperdiciando. Sea una escapada de fin de semana, un puente, o las vacaciones de verano…Y además, apuras tu vuelta al trabajo hasta última hora, por no decir segundo…

 

5. Embobamiento con programas de viajes

Si haciendo zapping, te paras instintivamente en el Canal Viajar, o bien en algún programa tipo “Callejeros Viajeros”, o cualquier otro sin criterio alguno, sólo porque hablan de viajes. Y se produce un efecto “embobamiento”.

adicto a viajar

 

6. No agonizas con las fotos de viajes ajenos

¿Eres el único al que no le importa ver las fotos de viajes de sus amigos o familiares? ¿Esperas con ilusión poder disfrutar del álbum de 2357 fotos de su viaje a Cancún? Es más: ¿insistes a la gente para que te enseñe sus fotos de viaje mientras te cuenta todas y cada una de las anécdotas? Si todas las respuestas son afirmativas…no hay más que discutir.
7. ¡Quiero ir!

Si cada vez que alguien menciona un destino, dices “¡Quiero ir!”. O mejor todavía: “¿¿Cuándo vamos??” Y en un acto reflejo ya has empezado a organizar un hipotético viaje a ese lugar… Entonces, el diagnóstico es claro.

adicto a viajar

 

8. Otros síntomas….

Saber cuanto cuesta una noche en un Ger en Mongolia, sin haber estado allí. Que tus amigos te pidan consejo cada vez que organizan un viaje. Tener una hucha de ahorros para viajes. O perder la noción de tiempo deambulando por una librería de viajes.
Si te identificas con por lo menos 4 de estos síntomas… Enhorabuena: ¡¡¡eres un adicto a viajar!!! Y probablemente, no te quieras rehabilitar. Así que sólo te daremos un consejo: evita largos periodos de abstinencia viajera, y tu vida será maravillosa! 🙂