Seguro de Viaje: mi experiencia

Seguro de Viaje: mi experiencia

No sé si será la edad que me hace más precavida, o haber leído historias de viajeros, o no tener un duro para pagarme una posible apendicitis en Kuala Lumpur, pero desde hace años siempre viajo con el seguro de viaje.

Y sí, lo he tenido que utilizar. Y vaya que si lo he tenido que utilizar…

La primera vez, en Filipinas. Se me ocurrió a mi la genial idea de aprender a conducir una moto en Filipinas (quizás son esas cosas que sólo haces si tienes seguro de viaje). Pero no sólo eso, si no en la isla de Siquijor, un lugar «encantado» para los Filipinos. Y estaba claro: leche al canto. Me tocó ir al hospital: radiografías, revisión con doctores, etc. Finalmente se quedó en un susto, y en una anécdota que contar. Coste de la anécdota: 0€. No tuve que adelantar ni un €. Llamé al seguro, y cuando llegué al hospital que me indicaron, había una representante del seguro que, a parte de ir pasando por caja a pagar todo, me acompañó a todas las visitas que tuve durante varios días, como si fuera mi madre filipina.

seguro de viaje experiencia real

Quizás hubiera podido asumir ese gasto (no creo que fueran más de 150€ el total).Pero la segunda vez que tuve que utilizar el seguro, de no tenerlo contratado, me hubiera arruinado.

Fue hace unos meses en Tbilisi, empecé con dolor de tripa, y al cabo de unos días y viendo que iba a más, decidí ir a urgencias. Y bien que hice. Después de mil pruebas, vieron que tenía obstrucción intestinal, producida por un tejido que estrangulaba mi intestino, con peritonitis, etc. Algo bastante grave. Lo cuál derivó en casi 3 semanas de ingreso hospitalario, una cirugía importante, y casi un mes curas. Todo eso llegando a costar unos 15 o 20.000€.

Y no tuve que adelantar nada, sólo la medicación que posteriormente me fue reembolsada. Además, costearon también el desplazamiento y estancia de un familiar.

¿Es mala suerte lo que me pasó? Pues sí, seguramente. Y no es lo habitual. Pero si ya de por sí es una situación complicada estar enfermo en el extranjero, si encima añadimos la preocupación de tener que pagar una gran suma de dinero… Yo en ese sentido por lo menos estaba tranquila.

Así que vista mi experiencia, a la hora de contratar un seguro tendría en cuenta algunos aspectos:

  • No tener que pagar por adelantado: cuando son cantidades pequeñas, esa condición quizás no sea tan importante, pero en situaciones donde el importe es alto, quizás no tenemos ese dinero, o el reembolso puede demorarse.
  • Importe de coberturas: tenemos que tener en cuenta el lugar donde viajamos, que los importes que cubre el seguro se adecuen a los costes del país. Por ejemplo, no es lo mismo viajar al Sudeste Asiático, que a Estados Unidos.
  • Actividades incluidas: muchos seguros no incluyen actividades como snorkel, trekking, etc. Y en mi caso por lo menos, necesito que me cubra estas actividades, ya que es algo que practico a menudo cuando viajo. Además el trekking también hay que mirar hasta que altitud está cubierto, ya que muchos seguros no cubren a partir de 3000m por defecto, y hay que pedirlo.
  • Que respondan bien: eso es difícil saberlo hasta que no nos encontramos con la situación de utilizarlo. Yo soy de viajar con un presupuesto bajo, y gastar lo mínimo en alojamiento, transporte comida… pero en el seguro prefiero pagar algo más y que me funcione cuando lo necesito (para eso lo contrato), que no pagar menos y que luego no me sirva de nada, entonces sí que es dinero tirado a la basura.

El seguro de viaje es algo que no quieres tener que utilizar, pero que cuando te hace falta, es cuando te alegras por haberlo contratado.

Por si os sirve, yo he viajado con la aseguradora ARAG, y en ambos casos me respondieron muy bien. Quizás no sea de las más baratas, pero lo que comentaba que mejor no escatimar y que cumpla con su función.

Puedo prometer y prometo, que este post no está patrocinado y no recibo ni un € de la ARAG ( de hecho ya me han pagado bastante)

Creo que es muy difícil encontrar opiniones verídicas sobre seguros de viaje (muchas veces las opiniones son de personas que no han necesitado utilizarlo), pero esta es mi experiencia real. Quizás haya alguien que tenga experiencias igual de buenas con otras compañías, o alguna no tan buena con Arag, pero yo desde luego seguiré viajando asegurada con ellos.