Qué pueblos ver en la Garrotxa

Qué pueblos ver en la Garrotxa

La Garrotxa es conocida por su naturaleza, sus volcanes, su entorno natural y rural. Pero también por sus pueblos, algunos de ellos merecen una visita por sí solos.

Así que hoy te recomiendo 6 pueblos con encanto que visitar si haces una escapada a la Garrotxa.


Mapa de pueblos que ver en la Garrotxa:



Besalú

Te suena la típica postal del pueblo medieval con el impresionante puente? Pues sí, es aquí. Un imprescindible de los pueblos medievales de Catalunya, y su conjunto histórico monumental merece la pena la visita. A parte del famoso puente medieval, en Besalú puedes callejear por su barrio judío, visitar varios monumentos, el Micro Mundi (museo de arte en miniatura), o bajar a dar un paseo por el río Fluvià.

Y uno de mis planes favoritos cuando el tiempo acompaña, es tomar algo en una terraza muy agradable, con vistas al pueblo. Allí he llevado siempre a las visitas y les ha encantado el plan.



Santa Pau

Tiene su merecido puesto en el ranking de los pueblos más bonitos de la Garrotxa. Santa Pau es más pequeño, menos concurrido, y algo menos «restaurado», lo que para mi gusto le suma incluso más encanto, ya que tiene unos rincones espectaculares. Queda muy cerca de alguno de los volcanes más visitados de la Garrotxa, y de la Fageda d’en Jordà, así que podéis combinar la visita. Además, de aquí son los famosos «fesols de Santa Pau», un aliciente para los amantes de las legumbres, o de los productos autóctonos en general.



Hostalets d’en Bas

Y si hablamos de pueblos pequeños, tenemos que hablar de Hostalets d’en Bas. Aunque como se suele decir, el tamaño no importa, sobretodo cuando el entorno y sus restaurantes lo compensan con creces. Por eso, si vais a ver el pueblo, lo recomiendo combinar con una ruta de senderismo por la Vall d’en Bas, y una buena comida después. Se puede aparcar el coche en la entrada del pueblo, en un parking gratuito, y desde allí se pueden hacer varias rutas caminando para todos los niveles, o también es una zona ideal para las rutas en bici. Incluso los más animados a caminar, pueden subir a Falgars desde Hostalets, y tendrán unas vistas espectaculares de todo el Valle, y unas vistas privilegiadas de los Pirineos. Y después de la caminata, nada mejor que cabar comiendo en uno de los restaurantes del pueblo. ¡Un planazo!



Castellfollit de la Roca

Y algo diferente, es Castellfollit de la Roca. Su atractivo reside en su ubicación, muy peculiar. Y es que está colgando (casi literal) de un risco basáltico, formado por dos coladas de lava. Se puede pasear por el pueblo que tiene su encanto, y bajar abajo a la pasarela a la altura del río, para ver el pueblo desde otra perspectiva! Y si queréis sacar la típica foto, podéis para con el coche aquí. Si seguís un caminito hay un mirador donde se ve un poco mejor, pero desde el mismo parking tendréis unas buenas vistas.


El Mallol

Pueblo muy pequeño, y muy tranquilo. Si vais un día entre semana fuera de festivos, es posible que podáis pasear solos. Pero si queréis verlo en un día muy concurrido, podéis visitarlo durante la Fira de Sant Nicolau del Mallol, el 6 de Diciembre. A parte de ver sus bonitas calles empedradas, la antigua cárcel, y la iglesia, entre otras coasas, estará lleno de puestos de comida local, feria de animales, y un ambientazo que no hay ningún otro día del año. El Malloll tiene unas cuantas cuestas, pero la recompensa son las magníficas vistas de la Vall d’en Bas. Si vais un día tranquilo, y la visita se os queda corta, se puede combinar con els Hostalets, ya que está muy cerquita, y un paseo por la Vall d’en Bas.



Beget

Y algunos me matarán por incluir Beget entre los pueblos con más encanto de la Garrotxa, ya que legalmente pertenece a la comarca del Ripollés, aunque geográficamente se considera Alta Garrotxa, y hasta el 1969, pertenecía a esta comarca. Pero es que es tan bonito, que hago un poco de trampa! Para llegar, hay que recorrer una carretera con unos paisajes precioso, igual o más bonitos que el pueblo en sí. Y en otoño los colores son espectaculares. Está un poco lejos, pero realmente merece mucho la pena, ya que como digo el camino es parte del propio encanto.

Y hasta aquí mis recomendaciones de 6 pueblos que ver en la Garrotxa.

Pero hay muchos más pueblos y lugares espectaculares para visitar en esta comarca. Si te gusta la naturaleza, los entornos tranquilos, y practicar un turismo sostenible… te recomiendo la Garrotxa!